Thermopulse


Thermopulse Equipamento Ondas Curtas
Ver 3D

Ver foto

El equipo

Thermopulse es un equipo electromédico de diatermia por ondas cortas, que genera energía de radiofrecuencia (alta frecuencia en 27,12MHz) bajo la forma de radiación electromagnética intencional para tratamiento de varias patologías. Este tipo de calentamiento terapéutico se tornó popular, pues las corrientes de alta frecuencia pueden penetrar más profundamente en los tejidos, presentando superior ventaja cuando comparada con otros métodos que calientan los tejidos de manera superficial.

Este equipo debe ser usado solamente bajo prescripción y supervisión de un profesional diplomado.

 

Como funciona

La diatermia por ondas cortas generada en el Thermopulse se da por la aplicación de la energía electromagnética a través de los tejidos corporales. Este aparato consiste en un circuito generador de onda sinusoidal, que produce una corriente con frecuencia de 27,12MHz y un circuito resonante que puede ser sintonizado exactamente en la misma frecuencia.

El Thermopulse produce campos eléctricos y magnéticos, con corrientes de alta frecuencia oscilantes, que son campos alternos que producen el campo electromagnético, generando los efectos fisiológicos y los beneficios terapéuticos.

En estas frecuencias, la energía electromagnética es convertida en energía térmica por la inducción de corrientes circulantes en el tejido aislante. El efecto de calentamiento producido por la diatermia por ondas cortas ayuda al proceso de cicatrización, transmitiendo calor profundo al tejido y resultando en numerosos efectos benéficos.

El modo de aplicación también puede ser pulsado, o sea, permite que sean emitidos disparos de energía electromagnética a intervalos preprogramados de tiempo, minimizando el efecto térmico para el control del dolor y del edema y acelerando la cicatrización.

 

Accesorios:

  • Cable (1,5m);
  • Kit electrodo vulcanizado para Thermopulse Solid State de 1,25m;
  • Kit electrodo inductivo Thermopulse Solid State de 1,25m;
  • Manual de funcionamiento digital IBRAMED 100511;
  • Empaque de fusible (C-314) con dos fusibles de 5A;
  • Faja para electrodo inductivo grande.

 

El uso de cables, electrodos y otros accesorios diferentes de aquellos especificados arriba puede resultar en un aumento de las emisiones o disminución de la inmunidad del equipo. Este aparato y sus características podrán sufrir alteraciones sin previo aviso.



Tratamientos


Termografía: informe de procedimientos realizados en la investigación termográfica

Para comprobar científicamente la eficacia del Thermopulse, utilizamos el equipo FLIR, una cámara termográfica que mensura la temperatura de los tejidos antes y después de la aplicación de la diatermia por ondas cortas.

La aplicación de la radiación infrarroja o termográfica es el uso de una cámara infrarroja para “ver” o “medir” la energía térmica que es emitida por todo el objeto o material existente en la naturaleza. La energía térmica o infrarroja es una luz no visible, ya que su longitud de onda es muy larga para ser detectada por el ojo humano. Esta energía forma parte del espectro electromagnético y es percibida por la piel como sensación de calor. Al contrario de la luz visible, en el mundo infrarrojo, todos los materiales con una temperatura arriba del cero absoluto emiten calor. Hasta los objetos muy fríos, como cubos de hielo, emiten luz infrarroja.

Cuanto más alta la temperatura del objeto, mayor será la radiación infrarroja emitida. La radiación infrarroja nos permite ver lo que los ojos no ven. Las cámaras de termografía infrarroja producen imágenes visuales de la radiación infrarroja y calculan mediciones precisas de temperatura sin contacto con el objeto. En general, casi todos los componentes eléctricos y mecánicos quedan sobrecalentados antes de fallar, lo que torna las cámaras infrarrojas herramientas diagnósticas extremamente valiosas para la detección precoz de fallas. Además, su uso se ha diseminado en aplicaciones, tales como mejoría de procesos de fabricación, economía de energía, control de calidad de producto, seguridad de trabajo, medicina y veterinaria.

 

Sobre diatermia  

La radiación electromagnética usada para los equipos electromédicos está insertada en la faja de RF usada para comunicaciones. De esta forma, podría interferir en señales y, para evitar esta interferencia, la Federal Communication Commission (FCC), que tiene como función reglamentar todas las formas de telecomunicación, designó frecuencias específicas para aplicaciones médicas. Las fajas permitidas están centralizadas en 13,56MHz, 27,12MHz y 40,68MHz.

La frecuencia de 27,12MHz es la más usada, pues posee la más amplia faja.

 

Diferencia entre ondas cortas capacitiva, inductiva y microondas y sus potenciales de calentamiento de los tejidos

Aplicadores de diatermia en placas capacitivas son hechos de metal cubiertos por un compartimiento plástico o electrodos encauchados de carbono que están localizados en bloques de fieltro.

Una corriente eléctrica alterna de alta frecuencia pasa de una placa para otra a través del paciente, produciendo un campo eléctrico y un flujo de corriente en el tejido corporal que está entre las placas. Conforme la corriente pasa por el tejido, ella causa oscilación de partículas cargadas, ocasionando un aumento en la temperatura del tejido.

En aplicadores inductivos de diatermia, la cantidad de calor generado en un área del tejido depende de la fuerza y de la densidad de la corriente, siendo el mayor calentamiento ocurrido en tejidos con mayor conductividad, como los músculos. Como la corriente siempre pasa por el camino con el mínimo de resistencia y, por eso, cuando un tipo de aplicador de placa capacitiva es usado, la corriente generalmente se concentra en la superficie de los tejidos y no penetra tan efectivamente en tejidos más profundos si estos tejidos son poco conductivos, como la grasa subcutánea. Así, las placas capacitivas generalmente producen más calor en la piel y menos calor en las estructuras más profundas, en contraste con aplicadores inductivos, a los cuales calientan las estructuras más profundas con efectividad, porque la incidencia del campo magnético puede alcanzar una penetración mayor para inducir el campo eléctrico y la corriente dentro del tejido objeto.

En este mismo contexto, equipos de diatermia por microondas producen una corriente alterna de alta frecuencia en una antena. Esta corriente alterna produce un campo electromagnético que es diferenciado a través del tejido por una reflexión de curva circundada cerca de la antena. Equipos de diatermia son útiles cuando solamente pequeñas áreas de tejido están implicadas.

Las microondas generan más calor en los tejidos con alta conductividad eléctrica (músculos), no obstante, esta radiación penetra menos profundamente que la diatermia inductiva por ondas cortas.

Comparación de la distribución de calor en los tejidos corporales con aplicador de diatermia inductiva de ondas cortas, de diatermia de placa capacitiva y diatermia de microondas.

 

Tipos de ondas

Diatermia por ondas cortas continuas y pulsadas

Diatermia es el término utilizado cuando ocurre un calentamiento detectable en los tejidos profundos, por tanto, la diatermia por ondas cortas se refiere al calentamiento producido por campos eléctricos y magnéticos alternos por altas frecuencias (ondas cortas de radio).

El aparato de diatermia por ondas cortas produce campos eléctricos y magnéticos con corrientes de alta frecuencia oscilantes y son esos campos alternos que producen los efectos fisiológicos y los beneficios terapéuticos obtenidos con el tratamiento.

La diatermia por ondas cortas pulsada utiliza un circuito de tiempo para interrumpir electrónicamente las ondas de 27,12MHz, resultando en trenes de pulsos conteniendo una serie de oscilaciones de alta frecuencia emitidos en onda sinusoidal por el aplicador de la diatermia por ondas cortas pulsadas.

Cada tren de pulso tiene una duración predefinida (on time), siendo separado por sucesivos trenes de pulso de off time, que es determinado por la frecuencia de repetición. Dependiendo del dispositivo, la frecuencia de pulso puede variar de 1 a 7000 pulsos por segundo. Las ondas cortas pulsadas son liberadas para el paciente con una intensidad muy baja, no calentando los tejidos.

 

Métodos de tratamiento

Modo capacitivo: un par de placas es conectado al equipo y la región del paciente a ser tratada es ubicada entre las placas.

Indicaciones


  • Osteoartritis: trastornos crónicos y agudos de las articulaciones (rodilla, cadera, hombro, codo, mano, pie y temporomandibulares);
  • Poliartritis crónica de las articulaciones de la cadera y del hombro: inflamación crónica de una o más articulaciones;
  • Tendinitis y tendinosis: inflamación aguda o crónica de los tendones;
  • Dolores tibiales: condición dolorosa de los miembros inferiores común en atletas – síndrome del estrés tibial medial;
  • Bursitis: inflamación de la bolsa (sinovitis bursal);
  • Torceduras, luxaciones, torsiones y contusiones: torción articular, sobrecarga articular, torsiones y traumas;
  • Epicondilitis: inflamación en la región del epicóndilo del codo (codo de tenista);
  • Fracturas: consolidación de fracturas óseas;
  • Neuralgia intercostal: dolor agudo neural a partir de la columna vertebral torácica;
  • Isquialgia e isquioneuralgia: dolor intenso en el ísquio agrabado al sentarse o acostarse;
  • Contracturas: pérdida de movimiento articular debido al acortamiento de los tejidos blandos;
  • Lombalgia: conjunto de manifestaciones dolorosas que suceden en la región lumbar;
  • Mialgia: síndrome miofascial que causa dolor muscular;
  • Neralgia y neuritis: dolor e inflamación neural que causan la disfunción de los nervios periféricos;
  • Síndrome del hombro congelado: dolor en el hombro acompañado por limitación del movimiento – capsulitis adhesiva;
  • Periostitis: inflamación del periostio;
  • Fibromialgia: dolor crónico difusa;
  • Fibrositis: proceso inflamatorio de estructuras que componen las vainas musculares;
  • Espondilosis y osteocondrosis: artrosis de la columna vertebral y degeneración de los discos intervertebrales;
  • Síndrome del túnel del carpo: neuropatía resultante de la compresión del nervio mediano en el canal del carpo;
  • Tendovaginitis: inflamación del tendón y de la vaina tendinea;
  • Síndromes cervicales: condiciones dolorosas crónicas de origen miofascial de la región cervical;
  • Síndrome del piriforme: síndrome neuromuscular que abarca la irritación, encarcelamiento o compresión del nervio ciático;
  • Neuroma de Morton: neuroma benigno en el nervio plantar interdigital que causa metatarsalgia;
  • Fascitis plantar: lesión de esfuerzo que causa inflamación en la fascia plantar;
  • Síndrome de la banda rotatoria: condición dolorosa que abarca uno o más músculos de la banda rotatoria;
  • Tortícolis: trastorno del cuello caracterizado por la rijidez de los músculos de esa región;
  • Síndrome de la plica sinovial: ocurre cuando la plica sinovial se queda irritada o inflamada;
  • Síndrome del dolor patelofemural: dolor anterior o retropatelar en la ausencia de otra patología de la rodilla.

 

Precauciones de uso

La diatermia debe ser usada con cuidado en pacientes obesos, pues puede calentar la grasa excesivamente.

Aparatos contraceptivos intrauterinos que contengan cobre. Los contraceptivos intrauterinos (DIUs) que contienen cobre poseen una cantidad pequeña de metal y no constituyen riesgo para las mujeres durante el tratamiento con ondas cortas.

 

Modos de aplicación

DOC – Diatermia por ondas cortas;

DOCP – Diatermia por ondas cortas pulsada;

Diatermia por ondas cortas pulsada automática.

 

Potencias:

  • Frecuencia de salida: 27.12MHz ± 0.6%;
  • Salida de potencia del modo capacitivo: 10 a 150W (50ohms);
  • Salida de potencia del modo inductivo: 10 a 80W (50ohms);
  • Incrementos de potencia: 10W;
  • Duración de pulso: 100 a 400μs;
  • Frecuencia de pulso: 50 a 800Hz;
  • Tiempo de tratamiento: 1-60 minutos (incrementos de 1 minuto);
  • Área del electrodo capacitivo: 270cm² cada electrodo;
  • Área del electrodo inductivo: 85cm².

 

Técnicas de aplicación – Método capacitivo

Contraplanar: las placas son colocadas en los lados opuestos de la región a ser tratada para alcanzar estructuras localizadas profundamente, como, por ejemplo, articulaciones.

Contraplanar desalineada: similar al contraplanar, sin embargo, las placas no son colocadas en paralelo.

Coplanar: las placas son colocadas en el mismo lado de la región a ser cuidada para tratar estructuras más superficiales, como, por ejemplo, la musculatura paravertebral.

Longitudinal: modo de aplicación en la cual las placas son ubicadas una de frente para la otra, haciendo con que el campo electromagnético se cierre de forma longitudinal. Ejemplo: una placa en la rodilla y otra en el pie.

 

Técnicas de aplicación – Método inductivo

El aplicador debe estar sobre el área a ser tratada y bien acoplado al paciente.

Contra indicaciones


  • Dispositivo electrónico implantado (ej.: marcapasos cardíaco, dispositivo de estimulación cerebral profunda etc.);
  • Presencia de metales en la superficie de los tejidos que no pueden ser retirados, como las formas de fijación esquelética externa o aparatos dentarios;
  • Sensibilidad térmica comprometida;
  • Pacientes incapaces de controlar los propios movimientos o cuando no se puede contar con su cooperación;
  • Epífisis de crecimiento;
  • Condiciones donde hay hemorragia;
  • Condiciones en las cuales el edema o la hemorragia están bajo el área de tensión, por ejemplo, bursitis aguda, linfedema, hematoma o hemartrosis;
  • Tejidos isquémicos, cuyo flujo sanguíneo no pueda ser aumentado para disipar el calor extra y suplir las demandas de la actividad metabólica aumentada;
  • Tumores malignos, pues la tasa metabólica aumentada lleva a un aumento en las tasas de crecimiento de las metástasis;
  • Lesiones tuberculosas activas;
  • Locales de trombosis venosa reciente, pues el calentamiento puede desprender el coágulo, generando embolia pulmonar;
  • Paciente en estado febril o sobre áreas de inflamación aguda.

 

Efectos fisiológicos

La diatermia por ondas cortas fue originalmente adoptada por los terapeutas como un método eficaz para producir un calentamiento profundo. El mayor flujo de corriente es producido en los tejidos con el mayor contenido de iones (el más acuoso) y esos son, preferencialmente, los tejidos calientes.

Así, si no hay interferencia de otros factores, cuando una parte del cuerpo es tratada con ondas cortas, se espera que el tejido muscular (que posee alto contenido de agua y de iones) sea calentado en una mayor extensión que el tejido grasoso (que posee baja cantidad de agua y bajo contenido de iones).

 

Efectos térmicos

Vibración de iones: los tejidos contienen una gran cantidad de iones, que son transportadores de carga que se mueven, produciendo un flujo de corriente. Si un campo eléctrico es aplicado primero en una dirección y después en la otra, los iones serán acelerados primero de un modo y después del modo opuesto, colidiendo con moléculas adyacentes y liberando alguna energía para ellos, aumentando, así, el movimiento aleatorio total, que es el calor.

Rotación de dipolos: los tejidos son constituidos básicamente de agua. Las moléculas de agua se comportan de manera un poco diferente, pues, aunque sean eléctricamente neutras como moléculas totales, ellas son polares, es decir, las extremidades de las moléculas cargan pequeñas cargas opuestas.

Cuando son aplicadas en las moléculas polares (cargas que se revierten rápidamente), ellas ruedan de un lado para el otro. Esta energía rotacional perturba el movimiento de moléculas adyacentes, causando más movimiento aleatorio total y más calor.

Distorción molecular: los átomos y las moléculas que no tienen carga también pueden ser afectados por un campo eléctrico rápidamente oscilante, ya que el trayecto de sus electrones que están en órbita es alterado. Cuando el campo eléctrico cambia de dirección, un lado se queda más positivo y el otro más negativo, de modo que la posición promedio de la “nube” de electrones se altera, siendo atraída por el lado positivo y repelida por el lado negativo. Eso no causa el movimiento de las moléculas, pero la interacción con otras moléculas vecinas causa más movimiento aleatorio y más calor.

 

Efectos clínicos

Cicatrización de tejidos: niveles suaves o subperceptivos de calentamiento son usados para fomentar cicatrización poco después que el riesgo inmediato de sangramiento adicional es disminuido.

Alivio del dolor: los principales efectos en el alivio del dolor son reflejos cuando se trata de estructuras subcutáneas. Así, la estimulación de los receptores sensoriales de calor puede activar el mecanismo de la compuerta del dolor. El dolor proveniente de espasmos musculares puede ser reducido por la aplicación de calor.

Reducción de los espasmos musculares: el calor reduce los espasmos musculares por disminución de los niveles de isquemia vinculados a contracciones prolongadas en músculos afectados.

Efecto sedativo: ha sido observado un efecto sedativo bastante inespecífico. Se verificó que durante y después de los tratamientos con calor, los pacientes adormecen más prontamente. Aunque eso pueda ser solo una simple consecuencia del alivio del dolor, se ha notado que las temperaturas de la piel aumentan un poco antes del inicio del sueño, de modo que este efecto sedativo del calor superficial podría ser un fenómeno reflejo.

Aumento de la amplitud de movimiento articular: el calor es frecuentemente usado en conjunto con ejercicios, para tratar trastornos musculoesqueléticos, tal como osteoartritis de rodilla.

Comparativo


Equipamento Thermopulse Ondas CurtasEquipamento Thermopulse Compact Ondas Curtas
ThermopulseThermopulse COMPACT
diatermia por ondas curtas transistorizado
(27,12mhz)
diatermia por ondas curtas
(27,12mhz)
CONTÍNUO E PULSADO (50 a 800Hz)
PULSADO AUTOMÁTICO (50Hz a 160Hz e de 160Hz até 50Hz)
contínuo (Potência máxima 100W)
SINTONIA AUTOMÁTICAsete níveis de potência
ELETRODO CAPACITIVO (10 a 150W)
ELETRODO indutivo (10 a 80W)
eletrodos capacitivos vulcanizados
rebilitaçãorebilitação

Ibramed 2018 © | Todos los derechos reservados